lunes, 25 de junio de 2012

Pedos de monja

Pedos de monja
La primera receta del blog, que nervios!!! Quería empezar con la receta de Cakepops pero esta me ha parecido más divertida. La de cakepops el próximo martes...

Los pedos de monja son un dulce típico catalán. Os dejo el enlace a wikipedia por si quereis saber más de su origen. Son pequeñas galletas de 1 cm aproximado de diámetro. La textura es similar a los bastoncillos de pan pero en dulce y un poco más duros. Si tenéis conocidos catalanes y preguntáis seguro que os bombardean con algún recuerdo nostálgico de este dulce. Invariablemente va muy ligado a todas las abuelas. 

Hace unas semanas recibí un mensaje de una muy buena amiga diciendo si podía hacer “pedos de monja”. Nunca había hecho, pero no parecía complicado. Le pedí cuantos quería, y es lo que tienen las “muy buenas amigas” que va y me pide 10kg (olé). Al final cociné 5,5 kg, y esta es la receta que utilicé:

Pedos de monja

Pedos de monja

Receta

  • La ralladura de 1 limón
  • 3 huevos (M)
  • 150gr de azúcar
  • 250gr de harina
  1. Precalentamos el horno a 170º y pesamos los ingredientes.
  2. Batimos los 3 huevos con el azúcar hasta que blanquee.
  3. Con una espátula de goma vamos añadiendo la harina tamizada. Mejor no añadir la harina de golpe así podéis controlar el espesor de la masa. El resultado debe ser una masa algo espesa y pegajosa. O sea, la masa es menos espesa que la masa de pan pero no tan líquida como la masa de madalenas. Si os queda muy líquida añadir un poco de harina, y si veis que espesa mucho dejar de añadir harina. La idea es que cuando se haga un montoncito no se desparrame mucho, pero que se pueda dosificar la masa con manga. Si es muy, muy espesa tendréis que estrujar demasiado la manga. En fin, que no me enrollo más!! El espesor no altera mucho el resultado, tan sólo es para que quede una forma chula del pedo (no os agobieis). seguimos.
  4. Una vez integrada la harina, añadimos la piel rallada del limón, y la mezclamos en la masa con la misma espátula de goma.
  5. Ponemos la masa dentro de una manga pastelera con una boquilla lisa redonda, no muy gorda, que tenga una boca de un 1cm de diámetro, más o menos.
  6. Ponemos papel de horno en una bandeja y con ayuda de la manga vamos haciendo montoncitos. Los montoncitos han de ser de grandes, máximo, como una moneda de 10 céntimos.
  7. Con la bandeja llena de montoncitos de masa, se hornea unos 10 minutos o hasta que estén doraditos.
Y ale!! ya tenéis pedos de monja!! Guardados dentro un bote para protegerlos del aire duran un montón. Con esta receta salen unos 160-190 pedos (unos 500 gr), lo hornee en 2 bandejas. Los pedos de monja son ideales para compartir con amigos durante la sobremesa acompañado de un vinito dulce. 

Truquis:

La gracia de los pedos es el “pezón”!! Pero no siempre sale... Para que aumenten las posibilidades que salga, la masa debe ser espesa y la manga debe estar totalmente en vertical al hacer los montoncitos, de modo que, cuando dejemos de presionar la manga, quede un pico encima del montoncito.

Pedos de monja
Izquierda con pezón. Derecha sin pezón.




Pensamientos locos:

La piel de limón le da sabor a los pedos de monja. ¿Pero qué pasaría si sustituimos este aroma por otro? Elaborando la masa pensé: (mmm) ¿y si en vez de piel de limón, ponemos piel de naranja? ¿o una cucharadita de aroma de vainilla? ¿o canela? Pués no lo sé, cuando lo pruebe, os lo cuento. También podéis probar vosotros y me explicais!! jeje

¿Os atrevéis con los pedos de monja? Si los hacéis, quiero ver fotos!! (las colgaré en la página del facebook de Chocoas). También me podéis explicar vuestras experiencias con los pedos de monja, seguro que hay historias muy buenas!! (Me encantan las historias divertidas y familiares).

Felices y dulces pedos ;D
Delgraphica