lunes, 30 de julio de 2012

Cortadillos de cidra para el cumple de mi padre





 Sí, “cidra” con “c”, no sé me ha ido la perola. Cidra (con c) es el nombre de la calabaza de dónde sale el cabello de ángel. Los cortadillos es un típico dulce andaluz relleno de cabello de ángel. Dependiendo de la zona donde se elaboran, la masa tiene una textura más a mantecado o más similar al hojaldre. Los cortadillos con más renombre son los que se hacen en Écija, de dónde es mi padre, en la fábrica de San Martín de porres. Buscando la receta he descubierto que tienen servicio de venta online os aconsejo las “tortitas de manteca”, en cuanto pueda diré que me manden un camión!!



El 22 de agosto mi padre cumplió 65 años. Tenía ganas de hacerle algún regalito especial, pero no sabía qué...hasta que, de casualidad, en el super encontré un bote de “cabello de ángel” y me iluminé!! Desde pequeño los dulces preferidos de mi padre son los “cortadillos de cidra”. Siempre que habla de este pastelito se le empañan los ojos y es que supongo que va ligado a muchos momentos especiales. 

Contrariamente a lo que da entender sus ingredientes, son bastante “ligeros” de comer. Pastelito ideal para acompañar el café después de la siesta. Os dejo la receta por si queréis probar. 


Ingredientes masa

  • 500 gr harina
  • 100 gr azúcar glass
  • 250 gr manteca de cerdo
  • 125 ml de vino blanco

Ingredientes relleno

  • 200 gr de cabello de ángel
  • Azúcar glass para decorar

  1. Atemperar la manteca fuera de la nevera. Precalentar el horno a 180º.
  2. Mezclar con la ayuda de unas varillas eléctricas todos los ingredientes para hacer la masa, hasta que estén integrados.
  3. Dividir la masa resultante en dos partes iguales.
  4. Coger una de las dos mitades de la masa y con la ayuda de un rodillo hacer una plancha de un palmo x un palmo.
  5. Extender el cabello de ángel encima de esta plancha.
  6. Con la otra bola de masa extender y tapar el cabello de ángel, haciendo un bocata: masa, cabello de ángel, masa.
  7. Introducir el “bocata” en el horno a 180º durante 20-25 minutos o hasta que esté dorado.
  8. Dejar enfriar, espolvorear con azúcar glass y cortar en quadraditos.


Para regalar a mi padre, envolví cada cortadillo en un trozo de papel de horno, simulando la presentación de los cortadillos industriales. Todos en una cajita muy mona de Self Packaging y con una etiqueta que diseñé especialmente para la ocasión.




Objetivo conseguido!! Cómo podéis comprobar en la foto a mi padre le encantó. Ahora os toca probar a vosotros...o ya los conocéis de antes? Molan los cupcakes, cakepops, macarons... pero sin olvidar raíces, que también tenemos dulces muy buenos y sencillitos de hacer.

Besitos,
Delgraphica