lunes, 1 de abril de 2013

Mona 2013

Postres semana Santa - Dulces de cuaresma



Que nervios este año, y es que me estreno de madrina. En Catalunya la tradición es que el padrino regale la mona al ahijado/a el lunes de pascua y la madrina unos zapatos o un vestido. Pero el padrino de mi ahijada, que conoce perfectamente mi hobby, ya me dijo de cambiar papeles. Así que este año ha tocado hacer una mona muy especial. 

Esta claro que siendo como soy no podía ser una mona normal. El sabor lo tenía más o menos claro, es tiempo de fresas... Al final, dos bizcochos de fresa con aroma de naranja y dos bizcochos de chocolate con relleno de fresas y ganache de chocolate negro. Para haceros una idea, el sabor final era bastante parecido a un Tigretón. 

Para la decoración del pastel envié a los papás diferentes ideas que encontré por Pinterest. Hice una selección de 3 diseños, pero antes de enviar ya sabía cual elegiría mi hermano... acerté! La elegida: una mona en forma de tronco con un conejito entrando en su madriguera. Como siempre, el reto: hacerlo sin utilizar una pizca de fondant. 



Del conejito sólo se debe ver la parte trasera. Así que he utilizado la técnica de los cakepops. El cuerpo era una bola de cakepop, el rabito un Conguito, y para los pies le he dado forma a dos bolitas de cakepop. Para sostener el peso de los pies me he ayudado, insertando medio mondadientes. He cubierto todo con una capa de chocolate blanco, y con un poquito de chocolate tintado en rojizo he pintado unos detalles en los pies del conejo, imitando las huellas.



El tronco, a priori, me parecía la parte más difícil pero ha resultado bastante fácil. Como he dicho antes, el pastel estaba formado de 4 capas de bizcocho, recubierto con ganache de chocolate. Con la ayuda de una cucharilla de café he vaciado un agujero para hacer la madriguera del conejo. Con un palito he dibujado los anillos superiores del tronco. Y para las raíces del árbol, he utilizado una manga con una boquilla redonda. Por último se añaden unos detalles de hierba y florecitas de ganache de chocolate blanco tintado.



El resultado es curioso, una mona diferente. Mi sobrina a quedado llena de chocolate hasta la coronilla y a todos nosotros se nos caía la baba. Para este año misión cumplido!! A ver qué se nos ocurre el año que viene!!

Bsitos ;*
Delgraphica